Opinión experto asesor

12

Puedo seguir aplicando en 2015 el tipo del 15 por ciento en el Impuesto de Sociedades

Mediante la Disposición Adicional 19ª del Texto Refundido de la Ley del Impuesto de Sociedades (RDL 4/2004) se introdujo el tipo reducido del 15% para empresas de nueva creación. Este tipo aplicable a los primeros 300.000 € de base imponible se podía aplicar siempre que previamente no se hubiera realizado la actividad por persona o entidad vinculada a la nueva empresa.

Con la derogación del RDL 4/2004, a partir del 01/01/2015, en la nueva Ley, Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, se incorpora este tipo en su art. 29 por lo que se podrá aplicar el 15% en el primer período impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente. Si bien desaparecen los dos tramos de base imponible de forma análoga a la modificación que experimenta el tipo impositivo aplicable por empresas de reducida dimensión.

[Leer el resto ...]

Publicado en: Fiscal
16

El reparto de los dividendos a cuenta.

Llega el fin de año, y los socios de la sociedad se pueden plantear la posibilidad de repartir dividendos a cuenta del ejercicio que termina.

De acuerdo con la Ley de sociedades de capital, (Artículo 277), el reparto de dividendos a cuenta, debe cumplir una serie de requisitos tanto formales, como económicos:

Por un lado, destacamos los requisitos formales:

  • Sólo se puede acordar por la Junta General o por el administrador/es.

  • El administador/es debe elaborar un estado contable en el que destaque que la empresa tiene liquidez suficiente para abordar la distribución. Este estado contable se deberá incluir en la Memoria de las cuentas anuales.

En cuanto al requisito económico, el importe máximo a distribuir deberá obedecer al siguiente esquema:

Resultado obtenido en el ejercicio en curso

-Pérdidas de ejercicios anteriores

-Reservas obligatorias (Establecidas por Ley o por estatutos)

-Estimación del impuesto de sociedades a pagar

= Importe máximo a distribuir

Salvo mejor opinión.

Un saludo Experto Asesor

Asesoría contable, Fiscal, Reparto de dividendos.

[Leer el resto ...]

Publicado en: Contable, Fiscal
28

¿Qué tipo de contrato hay que utilizar para sustituir a un trabajador de vacaciones?

Llegan las vacaciones y surge la necesidad de cubrir los puestos de trabajo que están de vacaciones con otros empleados temporales. Entonces surge la duda: ¿qué contrato hay que utilizar?

 

Una pregunta elemental a la que, sin embargo, no da respuesta la normativa.

 

Intuitivamente se utilizaría un contrato de interinidad pues la finalidad de éste es la de sustituir a trabajadores con reserva del puesto de trabajo. Sin embargo, también se plantea la utilización del contrato eventual, cuyo objetivo es la contratación de trabajadores para atender exigencias circunstanciales del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos, aun tratándose de la actividad normal de la empresa.

 

Esta duda hacía que pudiésemos encontrar posiciones doctrinales que apostaban por cada uno de estos dos contratos.

 

Pero la sentencia del Tribunal Supremo de 12 de julio de 2012 vino a resolver esta cuestión afirmando que para sustituir a trabajadores que estén de vacaciones, la empresa debe utilizar contratos eventuales.

 

Expone el Tribunal que no es jurídicamente correcto utilizar contratos de interinidad para estos fines “puesto que la ausencia por vacaciones no es una situación de suspensión del contrato de trabajo con derecho a reserva de plaza, sino una mera interrupción ordinaria de la prestación de servicios que no genera una vacante reservada propiamente dicha".

 

Por lo tanto, la sustitución de los trabajadores que están disfrutando de vacaciones debe hacerse mediante la celebración de contratos eventuales por circunstancias de la producción.

Un saludo,

www.expertoasesor.com

[Leer el resto ...]

Publicado en: Laboral
30

Autónomos emprendedores: renuncia a la estimación objetiva (módulos)

El autónomo que emprende una actividad económica debe analizar el método de estimación del rendimiento que debe aplicar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Una vez identificada su actividad dentro se los epígrafes correspondientes al Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), comprobará si a dicha actividad le es de aplicación por defecto el método de estimación objetiva o “módulos” (EO). Recordemos que como persona física se encuentra exento en el IAE, pero es necesario, a efectos censales, dar de alta su actividad en Hacienda mediante el modelo 036 o 037.

Para ello se debe comprobar si la actividad está recogida en la “Orden de módulos”, normativa que anualmente regula este sistema. Para 2014 la Orden vigente es la número 2206/2013, de 26 de noviembre, por la que se desarrollan para el año 2014 el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido. De ser así, el método a aplicar por defecto en el IRPF es la EO.

Una vez comparados el rendimiento estimado en EO y la previsión que obtendríamos bajo la aplicación de la estimación directa simplificada (EDS, sistema que se aplicaría si se renunciara a la EO), se puede llegar a la conclusión de que es interesante renunciar a la aplicación de la EO. Y es que la EO es un sistema de aplicación voluntaria, pero dicha opción se ejerce por renuncia al mismo.

Para la renuncia al método de estimación objetiva se establece un plazo general: durante el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en que deba surtir efecto; también se entenderá efectuada la renuncia al método de estimación objetiva cuando se presente en el plazo reglamentario la declaración correspondiente al pago fraccionado del primer trimestre del año natural en que deba surtir efectos en la forma dispuesta para el método de estimación directa. Es decir, se podría renunciar en diciembre de 2014 a la EO, para aplicar a partir del 1 de enero de 2015 la EDS; o presentar el primer pago fraccionado de 2015 bajo el sistema de EDS (modelo 130, primer trimestre con plazo de declaración del 1 al 20 de abril).

Pero nos interesa la excepción que existe en caso de inicio de actividad: en este caso la renuncia se efectuará en el momento de presentar la declaración censal de inicio de actividad (modelos 036 o 037, casilla 605 ―Renuncia); pero también se entenderá efectuada la renuncia cuando se efectúe en el plazo reglamentario el pago fraccionado correspondiente al primer trimestre del ejercicio de la actividad en la forma dispuesta para el método de estimación directa (por ejemplo, alguien que ya se haya dado de alta como autónomo dentro del régimen de estimación objetiva el 1 de mayo, si todavía no ha acabado el primer trimestre de declaración de los correspondientes pagos fraccionados que sería en julio (del 1 al 20, en este caso el 2º trimestre del año), podría renunciar a la EO presentando el pago fraccionado bajo EDS, declarando el modelo 130 en lugar del 131 que corresponde a la EO).

Finalmente queremos hacer un repaso de las implicaciones que conlleva la renuncia a la EO:

-          La renuncia implica la aplicación de la EDS durante el plazo mínimo de 3 años, es decir, deberá tributar durante 3 años en EDS antes de solicitar la revocación de la renuncia.

-          Habrá que analizar la compatibilidad con regímenes de IVA (la renuncia a la EO en IRPF implica la exclusión de la aplicación del régimen simplificado de IVA, debiendo tributar por este impuesto en régimen general).

-          Y finalmente, si realizara de forma conjunta diferentes actividades, deberá estudiar la compatibilidad de métodos de estimación (en general, si renuncia a la EO para una actividad, lo debe hacer para todas, es decir, todas deben aplicar la EO o la EDS).

 Salvo mejor opinión.

Un saludo, Experto Asesor

Asesoría fiscal. IRPF-IVA, Estimación directa, Estimación directa simplificada

[Leer el resto ...]

Publicado en: Fiscal
Página 5 de 30Primero   Previo   1  2  3  4  [5]  6  7  8  9  10  Siguiente   Último   
..